¡El capitalismo no sirve!

02/04/2009 | Anoche llegó Obama en el Air Force One, acompañado de una flota de aviones, con docenas de carros, helicópteros y una comitiva dizque de 500 personas. Aterrizó en Stansted, donde lo recibió el Ministro de Economía inglés y casi de inmediato abordó un helicóptero, de dos que lo esperaban equipados con tecnología antimisiles, que lo trasladó a la residencia del Embajador de los EEUU ante el Reino Unido en Regent’s Park. A todas estas otros helicópteros, que por lo que pude ver se mantenían estáticos en el aire, le hicieron como una especie de corredor aéreo, valga redundar, a la caravana aérea de Obama, presumo que para garantizar su integridad física.

Aparte de ello, hace tres días empezaron a colocar unas barricadas, de lo que pareciera ser acero, en todos los accesos que conducen a la residencia del embajador. Toda la zona que rodea dicha residencia ha sido acordonada por numerosos agentes de la policía metropolitana, protegida por vallas de más de dos metros de altura.

Desde luego que el despliegue de seguridad y performance que montaron los gringos, en conjunción con las fuerzas de seguridad inglesas, para recibir al presidente del país más capitalista del mundo es algo con lo que nuestro Mussolini tropical tendría sueños mojados.

No obstante el objeto de la crítica es la frase que titula este articulo, que es una de las muchas que coreaban adolescentes de todas las edades en la ciudad de Londres hoy, presumiblemente con motivo de la cumbre del Grupo de los 20 (G20). Pero habían otras, aun mas graves: “abolid el dinero”. Abolid el dinero… Los que no pueden vivir sin un iPod, o sin un Xbox, quieren abolir el dinero. Los que no pelan un periodo de vacaciones para ir a drogarse a Ámsterdam, o un establecimiento donde vendan birra barata para emborracharse rapidito antes de las 11pm, quieren abolir el dinero. Los que no pueden vivir sin Ryanair, o Easyjet, quieren abolir el dinero. Los que, sin haber sudado y sin haber salido de la adolescencia, ya gozan de los productos del capitalismo, quieren abolir el dinero.

La mayoría de los que protestaron hoy eran estudiantes universitarios. Había de todo, claro está, pero la mayoría eran “hombres de pelo en pecho y mierda en las rodillas”, como dicen por ahí. Se pregunta uno, ¿para qué estudian estos muchachos, si hay que abolir el producto de su trabajo futuro? ¿Para qué participan y por qué viven en un sistema que no sirve? El capitalismo dizque no sirve. Y vuelvo a ponderar, ¿no le ha servido acaso, y de mucho, el capitalismo a Chávez, quien es ídolo de muchos de los que protestaban hoy? ¿La revolución bolivariana, no está acaso basada en el capitalismo? ¿Dónde estuvieran Hugo Chávez, Fidel Castro, Daniel Ortega, Evo Morales, Cristina Kirchner, Lula, las FARC, Diosdado Cabello y sus Rafael Sarrias hoy, si el capitalismo no sirviese? ¿Cuántas elecciones hubiese ganado Chávez, si el capitalismo no sirviese? ¿Cómo viajaría Chávez, cómo embelesaría a las masas con su verborrea, cómo compraría a sus oponentes, cómo silenciaría a sus aliados, sin los productos del capitalismo?

Mejor aún, ¿cómo se supone que los alter mundialistas que se rasgan las vestiduras en Londres hubiesen conocido a alguno de sus ídolos, estudiado sus ideas y promovido sus dizque revoluciones, sin la imprenta, la educación, los medios de comunicación, etc., todos instrumentos capitalistas?

Vivimos tiempos interesantes. Los países industrializados están rebosantes de resentidos sociales, de gente incapaz de un mea culpa, de políticos amorales, de expertos financieros que creen que el dinero se reproduce como por arte de magia, de universidades controladas por académicos que miran con nostalgia a los fracasados regímenes comunistas, de ignorantes que cuando no creen en dios siguen, sin cuestionamientos de ninguna especie, al profeta Al Gore, o a Obama, o a Chavez. Como que se les olvidó de donde vienen, donde nacieron y gracias a qué están en donde y como están. Pero eso sí, se sienten con autoridad para reclamar lo que les place. Se creen poseedores de la moral necesaria como para rebelarse contra el sistema, eso sí en las calles del centro de Londres donde la policía ni usa “gas del bueno”, ni les cae a tiros y los ejecuta, ni los mete presos arbitrariamente, como en otros sistemas que dizque si sirven.

A esta bola de equivocados les digo, múdense a Venezuela, o a Cuba, lugares cuyos sistemas dizque si sirven. Si el capitalismo no sirve, que no me vengan con la paja de que el socialismo es la solución, ya que es gracias al capitalismo, y no al socialismo, que puedo escribir y comunicar mis opiniones. A Obama y a Gordon Brown les digo, arreglen su casa y dejen de crear problemas en la vecindad, antes de andar por ahí regalando iPods, abrazando reinas, cerrando parques, dictando ordenes y gastando lo que no les pertenece, lo que no se han ganado. La verdad no sé qué grupo es más peligroso, si los alter mundialistas o el G20. Lo que si sé es que el sistema capitalista les permite a todos convivir, competir, diseminar sus ideas, comprar, vender, viajar, al tiempo que les provee las herramientas y métodos para cambiar y modificar el sistema tanto como todos sus integrantes lo permitamos.

Alek Boyd