Enmienda constitucional: a votar y a resguardar el voto

13/02/2009 | Se ha dicho mucho últimamente sobre lo que una u otra opción (SI / NO) representan para el futuro de Venezuela. Como es de esperarse, ambos bandos defienden sus posiciones en base a criterios, la mayor de las veces maniqueos, que sugieren a la una o a la otra como fin último, lo cual ni es cierto ni se ajusta a la realidad.

Si la posibilidad de reelección indefinida ha de imponerse, Chávez se quedará en el poder hasta el día en que la mayoría siga eligiéndolo, de la misma forma que todos aquellos funcionarios electos por voto popular cuyos cargos beneficiará la reelección.

Si la posibilidad de reelección indefinida ha de ser rechazada, como ya ocurrió en diciembre del 2007, pues Chávez deberá abandonar la presidencia al concluir el actual periodo.

El principio de “alternabilidad”, que tanto preocupa a la oposición, no se va a eliminar en esta enmienda, como muchos comentan, pues si en elecciones futuras Chávez pierde a manos de un candidato de oposición deberá, igualmente, abandonar el cargo.

De lo que se trata el domingo, y algunos pensarán sobre mi propuesta “ahí viene este tipo otra vez con la misma cantaleta…”, es de asegurar la transparencia del proceso de votación, que cada voto cuente de la manera elegida por el elector. Me parece increíble, que después de haberse celebrado la cantidad de elecciones que se han celebrado en Venezuela en los últimos años, todavía no exista un frente nacional de resguardo del voto que garantice que los resultados reportados por el CNE sean ciertamente reflejo de la voluntad popular.

Así, mi llamado es a votar y a resguardar el voto, ya que las dos acciones son igualmente importantes. No debe permitirse que otros lo hagan por uno, ya que la ley es clara en cuanto al derecho de todo ciudadano de presenciar procesos de escrutinio. Si cada venezolano ejerce sus derechos y sus deberes este domingo, ya habremos dado un paso importante a favor de la democracia.

Alek Boyd