PNUD indica que crece pobreza urbana en Venezuela

27/7/2010 | El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) senala en el Informe Regional sobre Desarrollo Humano para America Latina y el Caribe que la pobreza urbana en Venezuela se situo en 19,8% en 2006, lo que representa un incremento desde la tasa de 7,1% que se registraba en 1989.

El dato, el ultimo disponible por el organismo internacional, se refiere a la población urbana que está asentada en la Gran Caracas, al menos en el caso de Venezuela.

El indicador, tras aĖos de variaciones irregulares, comenzó a subir a partir del aĖo 1998 hasta que alcanzó el pico de 38,2% en 2004, luego de lo que comenzó a descender.

El PNUD presentó por primera vez este informe en el que alerta sobre el sostenimiento en los niveles de desigualdad en la región latinoamericana, los más altos del mundo. "Parecería que hasta ahora los altos niveles de desigualdad, salvo por algunas variaciones, han sido relativamente inmunes a las estrategias de desarrollo aplicadas en la región", destaca el documento.

El reporte del organismo intenta reflejar las diferentes aristas en el tema de la desigualdad en América Latina. Si bien en Centroamérica se presentan las peores oportunidades de vida para la población de menos ingresos, existen otras naciones donde la situación es apenas más favorable, como Bolivia y Brasil.

Si bien Venezuela no alcanza los mejores niveles de la región latinoamericana, al menos está en mejores posiciones que otros países. No obstante, la desigualdad en el acceso a condiciones de vida dignas presenta resultados mixtos. La falta de acceso al agua potable en las viviendas y la construcción de hogares con materiales de baja calidad afectan mucho más al 20% más pobre de la población que igual porcentaje de los más ricos.

Por ejemplo, con el tema del agua en Venezuela 82,1% de los pobres logran tener el líquido en sus hogares. Cuando se observa el porcentaje de viviendas de la población con mayores recursos económicos, se puede apreciar que 96,9% cuenta con conexión a acueductos. De tal manera, la brecha entre ambos grupos sociales se ubicó en 14,8 puntos porcentuales, de acuerdo a lo que refleja el informe anual del PNUD.

En lo que respecta al tema de viviendas, el organismo seĖaló que 17,8% de los hogares del quintil más pobre de la población estaban construidos con materiales de baja calidad, mientras que apenas 2,6% de los más ricos se vieron afectados por esta situación.

En temas como el acceso al tendido eléctrico, la brecha entre pobres y ricos disminuye, pues registran niveles similares. 98,4% de los más pobres accedían a la electricidad, mientras que la tasa entre los más ricos del país se situó en 99,7%.

Suhelis Tejero Puntes, EL UNIVERSAL