á

á

Lima, 28 de junio del 2005

á

COMISI´┐ŻN ANDINA DE JURISTAS

á

á

á

á

á

ALERTA DEMOCRATICA SOBRE EL PODER JUDICIAL EN VENEZUELA

´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż´┐Ż La Comisi´┐Żn Andina de Juristas es una organizaci´┐Żn internacional con m´┐Żs de 25 a´┐Żos de existencia y reconocimiento, que trabaja para la consolidaci´┐Żn de la democracia, el Estado de Derecho, y el respeto a los derechos humanos en los pa´┐Żses de la regi´┐Żn andina. En esta l´┐Żnea de trabajo y considerando lo estipulado en sus Estatutos, en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos y en la Carta Democr´┐Żtica Interamericana, expresa su preocupaci´┐Żn por la situaci´┐Żn actual del Poder Judicial en Venezuela. Fundamentamos nuestra posici´┐Żn en los siguientes aspectos:

PRIMERO: El Estado de Derecho y la democracia tienen como componente b´┐Żsico un ordenamiento jur´┐Żdico que garantice efectivamente la protecci´┐Żn de los derechos humanos. Este ordenamiento s´┐Żlo se puede construir y preservar a trav´┐Żs de un sistema judicial independiente, aut´┐Żnomo e imparcial. En las actuales circunstancias estas garant´┐Żas m´┐Żnimas est´┐Żn muy condicionadas por interferencias pol´┐Żticas, en Venezuela

SEGUNDO: Hemos observado con gran preocupaci´┐Żn, c´┐Żmo en el a´┐Żo 2004 una mayor´┐Ża simple del oficialismo en el Poder Legislativo, ´┐Żconstituy´┐Ż al actual Tribunal Supremo de Justicia, favoreciendo una composici´┐Żn que est´┐Ż condicionada por un sesgo pol´┐Żtico, lo cual es contraria a la independencia judicial.

TERCERO: Consideramos perjudicial al Estado de Derecho y a la democracia en Venezuela que la Comisi´┐Żn Judicial o la Comisi´┐Żn de Reestructuraci´┐Żn y Funcionamiento del Poder Judicial, ambas designadas por el nuevo Tribunal Supremo de justicia, nombren y suspendan jueces desconociendo los est´┐Żndares previstos en el art´┐Żculo 255 de la Constituci´┐Żn venezolana as´┐Ż como en los instrumentos internacionales y en la jurisprudencia sobre derechos humanos.

CUARTO: Vemos con preocupaci´┐Żn que algunas decisiones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, por el ejercicio abusivo de sus facultades de avocamiento y de revisi´┐Żn de cualesquiera sentencias de las otras Salas del mismo Tribunal Supremo, modifican incluso competencias constitucionales de las dem´┐Żs Salas, con lo cual se han generado situaciones de inseguridad jur´┐Żdica y de desconfianza del Poder Judicial.

QUINTO: Es alarmante la existencia de una alta tasa de provisionalidad de los jueces que supera al 80%, ya que ´┐Żstos se encuentran sometidos a una total inestabilidad. Esta provisionalidad se ha convertido en un instrumento de amenaza y de presiones pol´┐Żticas contrarias a la independencia de los jueces.

FINALMENTE: La Comisi´┐Żn Andina de Juristas alerta a la comunidad internacional y en especial a la Organizaci´┐Żn de Estados Americanos y al Relator de la ONU para la Independencia de los Jueces y los Abogados de esta grave crisis judicial en Venezuela, que pone en riesgo las instituciones b´┐Żsicas de la democracia y el Estado de Derecho. Hacemos votos para que esta situaci´┐Żn se resuelva de acuerdo a los est´┐Żndares y procedimientos previstos en la Constituci´┐Żn venezolana y en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos. Con ello, se dar´┐Ż real cumplimiento a lo previsto en el art´┐Żculo 3 de la Carta Democr´┐Żtica Interamericana que establece como elemento esencial de la democracia, la separaci´┐Żn e independencia de los poderes p´┐Żblicos.

Lima, 28 de junio del 2005